viernes, 3 de junio de 2016

La oportunidad se va con el tiempo.

Correr el tiempo


La vida está llena de dilemas y existen muchas dudas detrás de cada idea o pensamiento. Gran parte de éstos preguntas inician con la frase: ¿Qué pasaría si hubiese (o no hubiese)? y el subsecuente verbo (estudiado, hecho, dicho, etc) más un complemento individual de acuerdo a las vivencias de cada persona. Podría decirse que éste tipo de pensamientos es algo que se da en todas las personas y en ocasiones traen sufrimiento o angustia, más por el hecho que son decisiones que no tienen retroceso.

Aunque la palabra sacrificio no es bien recibida por muchas personas, en ocasiones es mejor hacerlo por cumplir objetivos trazados y trae su recompensa y enseñanza. En general las metas que cuesten conseguir siempre traerán más satisfacción personal. Existe una frase en el refrán popular que goza de mucha verdad y dice: "Tiempo que se va no vuelve" por tal motivo, cada decisión, lleva su parte de tiempo por lo cual se convierte valioso elegir adecuadamente las mejores. No se puede permanecer toda una vida esperando, toca decidir y decidir de la mejor forma, la oportunidad se va con el tiempo y hasta ahora no hay una forma conocida de retroceder el tiempo y en caso de que se pudiese, la conciencia que se tiene en el presente no regresará al pasado por tal motivo hay que ser un gran administrador de nuestro tiempo y destino.  

El arrepentimiento duele de verdad cuando éramos avisados y sabíamos las consecuencias de nuestros actos tanto el hacerlos o dejarlos de hacer. Incluso en el amor adquieren sentido las palabras, por eso hay que amar e intentar buscar en el otro la felicidad. Seguramente nadie se arrepentirá de brindar amor y recibirlo recíprocamente. Antes que desear que el tiempo no se pase rápidamente es preferible disfrutarlo y vivirlo de la mejor manera posible. 

Desconozco el destino de cada persona y puede que las decisiones actuales que creemos son las correctas sean un completo error en un futuro, pero cuando se pensó de aquella forma se consideró como la mejor y ante la balanza de lo bueno y lo malo, ganó lo bueno. Aunque tal idea no sería aceptada en el caso de algún vicio perjudicial que traería malas consecuencias para la salud, en muchos de éstos casos se observa un pseudoescape de la realidad que inconsciente no se quiere enfrentar y precisamente ésta última palabra debe ser recordada en cada instante, porque cada día hay múltiples pequeñas luchas las cuales tenemos que ir, agarrarlas de frente antes que sean un enemigo mayor. 

Sin importar lo incierto del futuro, lo mejor es haber vivido y hecho lo que creamos correcto, de lo cual no nos arrepentiríamos de por vida, a veces cuesta. Muchas personas eligen caminos fáciles pero pocos caminan en lugares difíciles o desconocidos, que tienen grandes cosas al final del mismo.