domingo, 3 de abril de 2016

El origen del dinero y los bancos

Monedas doradas


Los ladrones existen desde que la humanidad tiene memoria, siempre han sido un problema social en las distintas culturas y ante ésta situación según los registros históricos en la antigua Mesopotamia hacia el año 2.000 a.C., se creo una gran bóveda por medio de las cuales las personas que querían proteger sus pertenencias (grano, ropas, etc), también prestaban grano a quien lo necesitare o lo vendían por monedas. 

Con el pasar de la historia ha presentado varias modificaciones, aunque conservando el mismo principio, predominó el oro y la plata como principales "monedas de cambio", determinada cantidad de oro podía comprar lo que la persona quisiese. 

El inicio del papel moneda siempre traerá a colación el cuento de los Goldsmith, una familia de orfebres que construyeron una caja fuerte para proteger el oro, la cual tenían custodiada por guardias. Los vecinos y comerciantes le pedían a él guardarle su oro, joyas o pertenencias de valor (seguramente por los ladrones) a cambio de una pequeña cantidad de oro. Empezaron a notar que casi ninguno de los vecinos retiraba el oro ahorrado y para evitar la laboriosa tarea de contar la cantidad de monedas, comenzaron a ofrecer unos papeles que representaban la cantidad de oro acumulado en relación a su grado de pureza, peso o tamaño. Entonces con ese papel podían comerciar y reemplazaba las incómodas monedas.

Después de un tiempo la gente venía a prestar dinero a cambio de un interés, en vez de entregarle el oro y plata, que no poseían entregaba los papeles que tenían validez en el comercio. Incluso hacía préstamos mucho mayores de la cantidad de oro que tenía guardado y finalmente se dio cuenta que el negocio no estaba en guardar dinero sino de la deuda de las personas.

Se fue difundiendo por toda Europa la idea de generar dinero y trataron de regularlo un poco a través de equivalencias en oro, pero con el crecimiento de los mismos éstos valores fueron cambiando las equivalencias, hasta desaparecer en la actualidad. 

Actualmente los bancos cuando hacen préstamo no ceden el dinero que tienen los otros ahorradores, sino de la promesa de pago al devolverla más un interés, que sería su ganancia, pero si no se cumple la promesa, se corre el riesgo de perder los bienes más preciados (firmados legalmente) como casa, carro, finca, etc. Lo que quiere decir que éstos crean el dinero a través de la deuda de las personas, crea cantidades ficticias de dinero colocados en la cuenta del cliente. 

Hasta hace unos años al mirar un billete de Dolar y muchas monedas de diferentes países, los billetes decían que los bancos debían pagar la cantidad equivalente en oro, si el portador lo desease, tal cómo muestra ésta imagen de un billete de aquella época. Hacia el año 1971 a través de la serie de políticas conocidas como "Nixon Shock", derogó el patrón oro, quitando la convertibilidad directa del dolar al oro. 

Dolar oro

Billete de 20 dólares oro estadounidenses, antes del año 1971



Billete de 20 dólares, actuales


Sólo imaginar, el caos que traería si todas las personas pidieran la cantidad equivalente de oro, que por cierto creo no tuviese ningún banco del mundo. En Colombia hacia el año 1990 el entonces Senador de la República Pablo Victoria Wilches se acercó a un Banco de la República a cambiar el equivalente a $ 5.000 pesos colombianos en oro, los cuales se lo negaron por resultado de varias vías judiciales, por un decreto de los años 30, que decía sobre la inconvertibilidad del peso a cualquier otra equivalencia, de hecho los billetes de aquel entonces decían pesos oro, para evitar ésta confusión o futuras demandas en las nuevas impresiones, se decidió quitar la palabra "oro" de los billetes, por lo cual no se llamarían pesos oro, sino simplemente pesos. 



Billete de mil pesos oro de Colombia de los años 90. 




Billete de cincuenta mil pesos en la actualidad