miércoles, 24 de diciembre de 2014

Una reflexión diferente sobre la navidad























La navidad es un espacio de tradición en la mayoría de países, en el que la ilusión y la reflexión sobre los planes futuros prima antes que la materialización de los mismos, predomina el deseo antes que su realización. Se idealiza la época como si la persona estuviese despidiendo de todos en el que desea un futuro de unión familiar o social. Se llenan de ilusiones desde los niños a los adultos con la vistosidad, el mundo se torna diferente y el comercio crece aceleradamente.

Es natural que sentimientos de tristeza por vivir esos tiempos decembrinos de "felicidad" sin estar con persona amada sumado al ambiente (tradiciones, música, ambiente, comida, olores, etc) juegan un papel vital en nuestro autoconcepto de estos tiempos y termina aceptando el concepto como el único mes especial. La belleza, nostalgia y fantasía se mezclan en una fusión sentimental indescriptible y la suma de todos estos factores se observan estadísticamente en un incremento en los suicidios.

 Aunque contraste con los mensajes felices pregonados en éstas fechas, la intención es que sea un mensaje de regalo de navidad para todo el año, vivir más allá de la ilusión navideña, de la mejor forma posible, disfrutar al máximo cada momento con las personas cercanas, sabiendo que por motivos del destino hemos sido favorecidos y nos trae tranquilidad disfrutar de los momentos, sin desconocer que alrededor de nosotros siempre existirán calamidades, momentos de trabajo, momentos de aburrimiento y el arrepentimiento por el tiempo perdido. Le deseamos una navidad y unos días siguientes muy felices, cargados de reflexión sobre su vida y destino, aunque si la ilusión le trae beneficios para si mismo, nunca salga de ella. La mejor decisión para nosotros es la que más felicidad y resultados positivos trae. 

No hay alegría ni tristeza completa en tiempos de ilusión. Deseo de corazón para cada persona que lee esto, días y años venideros lleno de grandes oportunidades y muchas ganas de trabajar por las metas personales, al cumplirse generan un verdadero y prominente sentimiento de satisfacción, que dura todo el año y es superior a unos días. Cada año son doce meses, cada día del año es una oportunidad para compartir tiempo con nuestros seres queridos sin tener que esperar navidad o el tiempo indicado, el cuál siempre será cuando decidamos que sea, por ahora la vida es una sóla. ¡Es tiempo de ser feliz!